QUICK TIPS - GRABAR BUEN AUDIO BY JAXON MEDIA GROUP

En nuestras producciones siempre debemos cuidar la calidad de sonido, pues es fundamental para comunicar el mensaje si estamos usando diálogo directo.

Existen soluciones que se pueden emplear para contar con un audio nítido y un poco de trabajo de edición para enriquecer el sonido. En este video cubriremos aspectos que se deben  tomar en cuenta a la hora de grabar audio.


Las cámaras y equipo de grabación cuentan con un medidor  que nos permite monitorear si el audio está siendo grabado y a cuánto volumen llega. Lo ideal es que estos medidores no se vuelvan rojos ya que eso significa saturación en audio y será información perdida, por lo que deberemos bajar el volumen de grabación. Es preferible mantenerlo sobre la barra verde aunque se escuche muy bajo, pues en edición podemos subir el volumen y tener toda la información.

Dirección
Es importante colocar el micrófono, lo más cerca posible y con dirección a la persona que estemos grabando. Los micrófonos lavalier son una excelente opción para entrevistas, pues graban con excelente calidad y brindan la posibilidad de atenuar el sonido ambiente para tener claridad en la voz. También funciona colocar un smartphone sobre una superficie cerca de nuestro sujeto si estamos en un lugar silencioso. Otra opción puede ser un micrófono shotgun que es llamado así por que solo recoge el sonido hacia donde éste se dirija, y por su estructura, atenúa el sonido ambiental.

Ecualización
Si, aún cuidando los aspectos de grabación, el lugar tenía mucho ruido, es posible recuperar las voces bajando las frecuencias graves, lo cual disminuye el sonido ambiente y subir las frecuencias medias y agudas que es donde se encuentra la voz. Este proceso se llama ecualización y si bien podemos limpiar el ruido ambiental, debemos evitar llevarlo al extremo pues la voz también se vería afectada al mover las frecuencias.


Grabar audio es una de las partes más delicadas de la producción audiovisual, pues cuando este es deficiente puede arruinar el esfuerzo que hemos empleado en hacer que nuestro video se vea bien.

Si empleamos estos aspectos podemos lograr fácilmente resultados de calidad que comuniquen con claridad nuestro mensaje.